Papel kraft, biclase o de fibra virgen: ¿cuál es el mejor material para caras para el cartón ondulado?


Miércoles 7 de junio de 2017   212

Existen muchos papeles blancos estucados para caras para cartón ondulado. Pero ¿cuál es la diferencia entre el papel kraft, el papel biclase y el relativamente recién llegado papel blanco brillante de fibra virgen? ¿Qué ventajas presenta cada uno? ¿Cómo influye el gramaje en el resultado final? ¿Cómo reaccionan si se imprimen antes o después de contracolarse? ¿Qué solución ofrece más innovaciones? Ha llegado la hora de evaluar la situación para saber qué clase de papel necesitamos en cada momento.

por Bernd Gelder, responsable de la división de productos Containerboard de Sappi.


Bernd Gelder: Bernd Gelder es el responsable de la división de productos Containerboard de Sappi.
Hace unos años, en el mercado de los papeles blancos estucados para caras para cartón ondulado había dos alternativas claras: el papel kraft, hecho de materias primas de calidad con una proporción muy pequeña de papel reciclado, y el papel biclase, compuesto casi en exclusiva de papel reciclado. Según la Federación de Fabricantes de Cartón Ondulado alemana (Verband der Wellpappen-Industrie e.V., VDW), el papel kraft para caras ha ido ganando popularidad y es el principal responsable de volver a situar el cartón ondulado como una alternativa real al envase de cartón compacto e incluso a la clásica caja de madera. El empleo de papel kraft para las caras externa e interna permite obtener un embalaje muy resistente a los rigores del transporte. El papel kraft es un material fuerte que evita que el embalaje se raje, se comprima o reviente.

Pese a estas ventajas, el papel biclase sigue siendo el material para caras que más se usa con el cartón ondulado. Este papel, formado por dos o más capas, está compuesto de material reciclado en hasta un 80 %. En Alemania existen tres tipos de papel biclase: T1, T2 y T3. El T1 es el de mayor calidad y el T3 el de menor. En la mayoría de papeles de dos capas, la capa base más gruesa suele revestirse con una capa superficial de mayor calidad.

Hace unos años, llegaron al mercado unos papeles para caras blancos y brillantes, hechos de fibra virgen y con estucado doble. Se trata de una alternativa perfectamente válida a los materiales de dos capas mencionados. Este papel más nuevo se fabrica íntegramente con fibras vírgenes blanqueadas. Sappi fue una de las primeras empresas en ofrecer este material alternativo para el sector del cartón ondulado: el papel para caras Fusion. Se trata de un material que se distingue de los papeles kraft y biclase por la calidad de la superficie y la resistencia de la fibra virgen. Además, su color blanco brillante resulta atractivo en la tienda y contribuye a diferenciar la marca.

Gracias a las fibras vírgenes blanqueadas, este papel para caras también ofrece ventajas considerables por su solidez. Es igual de resistente que el papel biclase pero con un gramaje menor. Gracias a la mejor estructura de las fibras, los pliegues no se agrietan. Asimismo, con el estucado funcional del reverso del papel Fusion absorbe la cola de manera muy uniforme, por lo que se puede reducir considerablemente el consumo de la misma. Eso no solo se traduce en menos costes y un tiempo de secado más corto, sino en que la superficie se mantiene muy lisa.

Otra ventaja importante del papel de fibra virgen para caras tiene que ver con la seguridad alimentaria, sobre todo cuando se combina con barreras funcionales. De este modo, se elimina el riesgo de que los contaminantes que contiene el material reciclado, que suele usarse para fabricar cartón ondulado, pasen a los alimentos u otros productos delicados.

¿Hacia dónde se dirige el mercado del cartón ondulado?

A diferencia de otros segmentos de las artes gráficas, el mercado del cartón ondulado sigue creciendo. El material para caras que más se suele emplear es el papel biclase blanco, sobre todo por una cuestión de precio. Solo si exige un estándar más alto o una calidad superior, se utilizan papeles kraft o de fibra virgen para embalajes de bienes de consumo, envases listos para colocar en el lineal o expositores. En estas aplicaciones, como ocurre con los envases de alimentos, el papel biclase no suele ser una buena opción. Las fibras recicladas del papel biclase no responden tan bien en ambientes húmedos (en el caso de productos congelados, por ejemplo). En comparación con el mercado del papel biclase, el del papel kraft para caras se está expandiendo de forma moderada.

Y ¿qué ocurre con el papel blanco estucado de fibra virgen para caras en el sector del cartón ondulado? Como está compuesto íntegramente de fibras vírgenes, algunos asumen que solo sirve como alternativa al papel kraft o para envases de gama alta. Pero esa suposición es errónea. Hoy en día, el papel de fibra virgen para caras es una opción interesante, incluso si la comparamos con el papel biclase de bajo coste. De hecho su uso va en aumento como respuesta al desarrollo de los tipos de canal que se emplean. Canales de gama superior, como E o F/G/N, se usan más en envases de mayor calidad en los que el aspecto es muy importante. Para obtener una superficie suave en la que el canal se marque muy poco, es mejor usar un canal más fino o papel de fibra virgen para caras.

Papel kraft: vale la pena comparar

El papel de fibra virgen para caras normalmente puede usarse en lugar del papel kraft blanco con estucado doble. De este modo, la empresa de manipulado, la marca o la tienda se benefician de varias ventajas importantes. El material para caras Fusion de Sappi, disponible en gramajes de 135 g/m2, 160 g/m2 o 180 g/m2, hace gala de una resistencia impresionante (SCT, resistencia a la compresión, por ejemplo) comparable a la del papel kraft. Pero, a diferencia de los papeles kraft habituales, Fusion ofrece la estabilidad necesaria hasta con gramajes muy bajos, de hasta 135 g/m2. Respecto a las propiedades superficiales, el papel de fibra virgen es indudablemente superior al kraft en cuanto al brillo de la imagen impresa, la estabilidad y la resistencia al agrietamiento en los pliegues, aparte de que su superficie es más lisa. En numerosas aplicaciones en las que prima el aspecto de la superficie, es evidente que el papel de fibra virgen es una alternativa mejor. Por eso cada vez son más las empresas de manipulado que usan papel de fibra virgen para impresionar a sus clientes con las cualidades que acabamos de mencionar. También es importante el hecho de que los papeles de fibra virgen ya se comercialicen a precios comparables o como mínimo no muy superiores a los de papeles kraft blancos con estucado doble. En realidad, los precios de los papeles kraft y de fibra virgen para caras se han ido equiparando en los últimos años.

Aun así, el mercado sigue mostrando reservas porque el papel de fibra virgen soporta una presión de estadillo menor que el papel kraft. Muchos clientes exigen una determinada presión de estallido, pero la cuestión es si esos valores continúan siendo relevantes. Habida cuenta de que las propiedades técnicas han evolucionado, ¿sigue siendo necesario insistir en una presión de estallido elevada? ¿Acaso el rendimiento global y la suma de todas las propiedades, como sus excelentes rigidez y resistencia a la tracción, no hacen que esta insistencia en la presión de estadillo sea innecesaria? Desde luego, no es fácil contradecir requisitos de especificaciones de envases que están muy asentados, aunque la presión de estallido requerida a menudo haya quedado desfasada. ¿No tendría más sentido considerar la lista de requisitos en su totalidad, en vez de basar el resultado global en solo un puñado de parámetros? Por nuestra experiencia en el mercado, muchos clientes coinciden con este punto de vista y numerosos consumidores y marcas parecen estar listos para convencerse y, a menudo, se muestran muy abiertos a enfoques nuevos que presenten mejor los productos.

Papel biclase: hay alternativas

El papel biclase reciclado es el material blanco para caras más utilizado. En muchos casos en los que los requisitos de calidad son mínimos, el papel biclase blanco de estucado doble es la solución ideal y más rentable. Sin embargo, incluso en aplicaciones tradicionales del papel biclase, cada vez son más quienes prefieren usar papel de fibra virgen para caras. En estos casos ¿por qué se opta por el papel de fibra virgen si los costes directos son superiores? Como ocurre con el papel kraft, el papel de fibra virgen tiene una serie de ventajas en materia de superficie que ya hemos mencionado. En comparación con el papel biclase, estos beneficios son aun mayores. Como este tiene una proporción elevada de material reciclado, los pliegues a menudo se agrietan. Una de las ventajas más interesantes del material para caras Fusion es su menor peso: con un gramaje de 115 g/m2, Fusion presenta la misma resistencia que un papel biclase de 145 g/m2, lo que supone una mejora de las propiedades de resistencia del 25-30 %. Además, piense en el ahorro que puede suponer el menor gramaje: menos consumo de cola, producción más eficaz y menos gastos de transporte. Si consideramos el coste total de propiedad un concepto que las empresas cada vez tienen más presente , el papel de fibra virgen se postula como una alternativa real al papel biclase y aporta una ventaja competitiva considerable tanto al fabricante como al cliente de productos de cartón ondulado.

Lo mismo ocurre con el cartoncillo GD, cuya proporción de papel reciclado también es alta. En forma de hojas, también se usa como material para caras económico y más grueso. Aun así, aunque el papel de fibra virgen sea casi el doble de caro que el cartoncillo GD, vale la pena tener en cuenta el primero por las ventajas mencionadas.

Imprimir antes o después

Los envases de cartón ondulado siguen imprimiéndose en su mayor parte mediante la técnica de flexografía. Eso quiere decir que el material para caras primero se imprime y luego se contracola sobre el cartón ondulado en una segunda fase. Cuando se requiere una calidad superior, también suele usarse impresión offset. En la actualidad, la impresión digital se emplea menos, aunque están saliendo al mercado sistemas digitales cada vez más atractivos, sobre todo para producir series más cortas y tiradas personalizadas y rápidas, de ahí que las perspectivas de crecimiento sean las más elevadas, si bien la impresión digital parte de una implantación más baja. Sucede algo parecido en el proceso de postimpresión. Cada vez más, el material para caras se contracola sin imprimir y luego pasa por un proceso de impresión flexográfico, o incluso digital. De este modo, es posible producir tiradas cortas de manera más económica y flexible.

Con todo, está por ver con qué rapidez el mercado acepta la impresión digital y el proceso de postimpresión. En esencia, en el caso de la postimpresión, es importante que el canal se marque lo mínimo en el papel para caras después del contracolado. Según las pruebas realizadas, el material para caras Fusion con un gramaje superior a los 115 g/m2 ofrece resultados muy positivos en la postimpresión sea cual sea el método de producción. Destaca sobremanera la capacidad del material de imprimirse sin que aparezcan marcas. Así, en cuanto a la calidad de impresión, el papel de fibra virgen está muy por encima de otras clases, independientemente de que se imprima con flexografía, offset o digital.

Conclusión

A la hora de escoger el material para caras para cartón ondulado, vale la pena comparar con detenimiento el papel kraft, el papel biclase y el papel de fibra virgen con estucado doble según cada aplicación. En comparación con hace unos años, hoy los resultados han mejorado mucho por el mismo coste o incluso inferior. El uso de papel de fibra virgen sin duda aumenta el valor añadido del cartón ondulado como materia prima para producir envases de artículos de consumo de gama alta y listos para colocar en el lineal de la tienda. No obstante, hace falta cambiar la manera de pensar tradicional y tener la valentía de tomar direcciones nuevas. Cada vez son más las empresas del sector del cartón ondulado que se atreven a dar el paso para impresionar a sus clientes y ganar ventaja competitiva.

Pese a que el papel de fibra virgen de estucado doble no es la mejor solución para todos los casos, el número de aplicaciones en que este material se sitúa como una alternativa innovadora al papel kraft y al biclase no para de crecer. El material, que ofrece los mejores resultados en impresión flexográfica, offset y digital, es idóneo cuando se necesita gran calidad de imagen, envases más ligeros con un canal más fino, tiradas flexibles y personalizadas mediante impresión digital o flexografía (o una combinación de ambas) y en las aplicaciones de envasado de alimentos, en cuyo caso, la composición de fibra virgen al 100 % y las barreras funcionales resultan una solución mucho más segura.


Más información de la empresa:
Sappi Europe (Ibérica), S.L.
28016 MADRID, España



Noticias Relacionadas Sappi presenta en Interpack la primera solución para envases sostenibles fruto de la colaboración con Felix Schoeller
Sappi Europe aumenta su ventaja competitiva
Soluciones para envases innovadoras y sostenibles de Sappi
Sappi gana el prestigioso premio Worldstar 2017




Tweets por alabrent_mag



Suscríbete a nuestra newsletter: Mantente informado de las novedades, noticias y eventos de las Artes Gráficas.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar