La empresa Bemis Company detecta rápida y fácilmente los errores en los archivos de packaging con Esko Automation Engine


Jueves 20 de abril de 2017   348

Un método completo y automático que comprueba el texto, la imagen, la ortografía, el braille y los códigos de barras garantiza que los archivos se ajusten al diseño aprobado por el cliente.


Bemis Company, afincada en Neenah, Wisconsin (EE.UU.), ha sido una empresa destacada del sector del envasado desde su fundación en 1858. La empresa, que hoy en día es el mayor fabricante de envases flexibles de América, sirve a clientes de todo el mundo y sus productos pueden encontrarse en prácticamente todos los pasillos del supermercado.
Dejarse un elemento gráfico o imprimir texto incorrecto en un envase puede salirle muy caro al impresor o a la empresa de manipulado. Una situación así puede provocar incluso la retirada del producto, lo que supone incurrir en costes muy elevados y, más importante, perjudica la imagen de la marca. El proceso de aprobación manual puede resultar laborioso y poco sistemático, y a veces los cambios no se acaban aplicando por falta de comunicación, lo que se traduce en errores. Esko se complace en anunciar que Bemis Company Inc. ha mejorado sus procesos gracias a la implantación de uno de los primeros sistemas de control de calidad automático del sector del envasado. A través de la colaboración entre Esko y Global Vision (www.globalvisioninc.com), varias herramientas de control de calidad de Global Vision se han integrado en Automation Engine de Esko. Con las funciones de Global Vision, Bemis puede realizar comprobaciones automáticas del texto, las imágenes, la ortografía, el braille y los códigos de barras de los envases.

Bemis Company, afincada en Neenah, Wisconsin (EE.UU.), ha sido una empresa destacada del sector del envasado desde su fundación en 1858. La empresa, que hoy en día es el mayor fabricante de envases flexibles de América, sirve a clientes de todo el mundo y sus productos pueden encontrarse en prácticamente todos los pasillos del supermercado. Con 61 sedes repartidas por 12 países, Bemis ofrece una capacidad y un alcance sin igual. La compañía combina la investigación de nuevos materiales, una gran capacidad de producción y una atención al cliente de calidad, lo que le confiere una notable ventaja competitiva en el mercado internacional. Más del 70 % de sus productos se emplean en los mercados de la alimentación y los bienes de consumo, con una clientela variada que incluye marcas como Kraft Heinz, Procter & Gamble, Kimberly-Clark, Hormel, Boston Scientific o General Mills. Otros de los mercados de la firma son la industria agrícola, el segmento de los instrumentos médicos y el sector farmacéutico.

En su departamento de preimpresión, Bemis Graphics, situado en New London (Wisconsin), comprobaban los archivos como todo el mundo, comparando visualmente archivos con pruebas. Al cabo del tiempo adoptaron herramientas de Automation Engine como Viewer Compare, que coloca dos archivos uno sobre el otro y resalta las diferencias. Este método les funcionaba bien, pero aun así querían encontrar una solución todavía más automatizada que les ahorrara tiempo de mano de obra y detectara más errores.

«Como a todas las empresas, siempre se nos escapaba algo. Podía ser un texto mal copiado o una palabra mal escrita, o bien el hecho de mover un logotipo y dejar fuera un elemento del diseño sin darnos cuenta. Y, lamentablemente, en alguna ocasión llegamos a imprimir envases con errores», recuerda Jeff Hochhausen, responsable de producción de Bemis Graphics.

«Hace décadas que usamos herramientas de Esko, pero Global Vision no lo conocíamos hasta que hace poco nos empezaron a pedir que comparáramos los trabajos impresos con las pruebas para comprobar elementos como las planchas, el color y el texto. En este proceso de revisión pueden pasarse cosas por alto», recuerda Hochhausen. «Desde el punto de vista del negocio general, la aplicación ScanProof de Global Vision, que permite escanear el producto impreso para compararlo con un PDF, nos era muy útil. Entonces nos preguntamos: “¿Por qué no integramos esta función en el flujo de trabajo?”. Global Vision tiene una opción de servidor que permite arrastrar y soltar dos archivos en una carpeta activa: el escaneo y el PDF generado por Automation Engine. Queríamos automatizar el proceso para ganar velocidad. Sin duda, un sistema automatizado es más rápido y preciso que una persona.»

«Hablé con Esko durante el congreso EskoWorld y les pregunté si podrían integrar las herramientas de Global Vision en Automation Engine», recuerda Hochhausen. «Al año siguiente nos trajeron una versión beta y nos pidieron que la probáramos.» Bemis combina las herramientas de Global Vision y Automation Engine desde principios de 2016.

La empresa compara o comprueba prácticamente todos los archivos que genera. Verifican todos los elementos gráficos y los textos, así como los códigos de barras, comparándolos con el archivo que contiene el diseño aprobado. Cuando maquetan el archivo, comprueban la ortografía y los códigos de barras después de «normalizar» (convertir) el PDF con la aplicación de Esko. A continuación comparan el archivo con el diseño original para ver si se ha modificado algo. Cuando añaden solapamientos y montan imágenes en alta resolución, realizan otra comparación con el PDF anterior. «Incluso después de exportar el archivo a Esko Plato para el montaje por repetición, volvemos a comparar los archivos», cuenta Hochhausen. «Comparamos el archivo anterior con cada una de las repeticiones. Siempre puede colarse algún error en alguno de los archivos montados por repetición. Si hubiéramos usado este método el año pasado, habríamos evitado al menos ocho errores, pero manualmente es difícil detectarlos.»

Bemis podía verificar la ortografía en Adobe Illustrator, pero hay que actualizar la biblioteca de cada ordenador si se agregan palabras, como por ejemplo en el caso de ingredientes nuevos. «Al integrar la comprobación ortográfica en Automation Engine, todos usamos la misma biblioteca», apunta Hochhausen. «Ahora, cuando añadimos palabras o ingredientes a la biblioteca, todos tenemos el cambio al momento. También nos aseguramos de que los diseñadores pasen el corrector ortográfico, ya se Automation Engine lo activa automáticamente. Antes no podíamos estar seguros.»

«Lo que más me gusta es lo rápido que podemos trabajar, con la tranquilidad de que solo se hayan cambiado los elementos que el cliente ha pedido. Diría que, solo con la comprobación de códigos de barras, ahorramos diez minutos por trabajo. Antes teníamos que revisar la impresión y escanear la prueba. Teníamos que levantarnos del escritorio para escanear la prueba y comprobar el código de barras manualmente. Ahora es todo automático», agrega Hochhausen.

Para la dirección, la amortización de la inversión es muy importante. «No hay duda de que se ahorra mucho tiempo en la parte gráfica. También esperamos que, cuando nos actualicemos a Esko Software Platform 16, podamos recopilar datos XML que nos muestren cuántos errores se han detectado», señala Hochhausen. «Con Automation Engine, Automation Engine Connect y el sistema de gestión, es fácil hacerlo. Y podría ser muy útil.»

Para Bemis, ha sido una grata sorpresa el hecho de encontrar maneras nuevas de usar las herramientas de Global Vision. «Por ejemplo, en el proceso de introducción de pedidos, podemos crear pedidos de una forma única y generar archivos PDF a partir de ellos. Si alguien modifica el pedido y añade algún elemento que no corresponde, podemos detectar el cambio», cuenta Hochhausen.

«En última instancia, lo que nos gustaría es ahorrarnos todos los demás pasos y comparar el PDF aprobado por el cliente con los archivos de 1 bit. Así solo tendríamos que asegurarnos de que la impresión final coincida con el PDF validado», concluye Hochhausen. «El sistema nos va de maravilla, elimina errores y acelera el proceso de control de calidad.»


Más información de la empresa:
Esko Iberia, S.L.
08007 BARCELONA, España



Noticias Relacionadas El sistema de exposición de planchas flexográficas Esko Crystal gana el premio Red Dot
Glatz Klischee adquiere una unidad Esko XPS Crystal 5080
Volkers confía en Esko para aumentar la eficacia de la producción
Esko presenta una estrategia para ayudar a los clientes a cumplir las cada vez más numerosas normativas sobre etiquetado nutricional




Tweets por alabrent_mag



Suscríbete a nuestra newsletter: Mantente informado de las novedades, noticias y eventos de las Artes Gráficas.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar