Technotrans: La refrigeración en el proceso Offset


Jueves 24 de septiembre de 2009   101

Technotrans, líder mundial en el suministro de equipos para maquinaría de impresión, mantiene una estrecha relación con Heidelberg compartiendo una filosofía común orientada a la mejora de la calidad y productividad del cliente final. La calidad de sus productos, la constante innovación técnica y preocupación por el medioambiente han sido una constante desde su fundación en 1970.


Los operarios que lleven años a pie de máquina recordarán que no hace tanto tiempo las máquinas de pliego no tenían enfriadores para el agua de mojado, hoy los llevan hasta las de pequeño formato. Cada vez se instalan más máquinas con la atemperación de baterías, la razón es la gran influencia que tiene en la calidad del proceso offset la temperatura de impresión. Esta es una de las variables menos evaluada para ganar competitividad y mejorar la calidad del producto final.

La solución de mojado

De forma simple, lo que hace el dispositivo para mantener la temperatura estable es mover el calor generado en la zona de impresión a otro lugar del taller empleando la solución de mojado. Esto es posible porque la cantidad de calor que transporta un litro de agua es muy superior a la que transporta un litro de aire y esa vía de evacuación es más eficiente. En el equipo de atemperación, la solución de mojado entra en contacto con un circuito que contiene un gas presurizado y mediante procesos de compresión y expansión, se transfiere dicho calor a un intercambiador de forma similar al sistema que emplean los frigoríficos de casa o el climatizador del coche. Esta analogía nos permite analizar un punto importante: mientras que en el frigorífico el intercambiador está fuera de la zona a mantener con temperatura controlada y sin conexión térmica; aún es muy frecuente encontrar el equipo de atemperación en el taller junto a la máquina, de forma que el aire del taller actúa como elemento puente nivelador de temperaturas entre ambos elementos.

Esta situación es contraproducente por varias razones, por ejemplo en el ámbito económico, cada vez que movemos una caloría de la impresora al intercambiador hay un consumo eléctrico que pagar, de forma que si una caloría ya movida vuelve a la impresora, hay que volver a pagar por moverla en las sucesivas ocasiones, además la temperatura ambiente aumenta provocando por una parte el aumento efectivo de la temperatura en la zona de impresión y por la otra, el bloqueo del equipo de atemperación cuando el flujo de aire que refrigera el intercambiador tiene una temperatura tal que no permite enfriar el gas presurizado.

Como efecto colateral hay un “sobreuso” de los equipos de atemperación: mayor gasto en consumibles, aumento de la frecuencia de mantenimiento, riesgo de averías por uso en condiciones no adecuadas, retraso en la entrega del trabajo, etcétera. Esta situación se hace más crítica cuanto más calor se tenga que evacuar, por ejemplo cuando el equipo tiene secador, atemperación de baterías etcétera.


Más información de la empresa:
Heidelberg Spain, S.L.U.
08940 CORNELLA DE LLOBREGAT, España



Noticias Relacionadas Heidelberg Open days 2016, la oferta más completa
La compañía Kern GmbH está muy satisfecha con la guillotina POLAR D 115 PLUS
Wenig ofrece alta calidad con POLAR
POLAR celebra una drupa exitosa




Tweets por alabrent_mag
Suscríbete a nuestra newsletter: Mantente informado de las novedades, noticias y eventos de las Artes Gráficas.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar